Claudio Scarpín, de Colven: “Lo que explica la historia y el presente de Colven es nuestra perseverancia”

Posted |

Claudio Scarpín, de Colven: “Lo que explica la historia y el presente de Colven es nuestra perseverancia” Es Gerente Industrial de la firma autopartista nacida hace poco más de cuarenta años en Guadalupe Norte, que hoy tiene presencia en varios continentes y goza de un gran reconocimiento del mercado. ¿Cuál es su cargo en la empresa Claudio Scarpín: Estoy desde 1997 en Colven. Yo soy de Reconquista. Hoy soy el Gerente Industrial, antes estuve como Auditor de Calidad, Jefe de Reparacioes, Responsable de Seguridad e Higiene, también Logística. He estado en las plantas de Guadalupe y también en las oficinas de Buenos Aires. Es decir, he pasado por casi todas las áreas.   ¿Cómo empezó la empresa? Claudio Scarpín: Rafael Colussi y Néstor Vénica fueron sus dos fundadores, en 1973, aunque habían empezado unos años antes a trabajar juntos (Ver aparte). Ellos vivían cerca de pueblos rurales y se planteaban cómo resolver un problema que tenían entonces los chacareros de la zona, que los motores que se fundían sin previo aviso y eso dejaba a la gente sin tractor, sin camión o sin auto. Y fue ahí cuando dijeron ‘si controlamos las variables de presión de aceite y temperatura, si logramos que el motor se corte antes de llegar a una situación crítica, entonces vamos a resolverlo’. ¿Cómo están hoy? Scarpín: El VIGIA fue un gran éxito, una verdadera innovación. Y a lo largo de los años, con la incorporación de más tecnología e ideas para expandirnos, pudimos ir lanzando nuevos productos. En la relación con los clientes, vamos aplicando algo parecido a aquella primera iniciativa con la que nacimos. Es decir, vamos escuchando a nuestros clientes y así vamos captando nuevas necesidades. También, al tener mucha presencia hoy en otros países, a veces lo que hacemos es ver si podemos incorporar acá productos que ya están en el exterior, como es el caso del climatizador para camiones. ¿Además de las plantas industriales en Guadalupe Norte, qué otras plantas tienen? Scarpín: Tenemos una filial Brasil, en Curitiba; otra en México, en Guadalajara; otra en España, cerca de Madrid y en Italia, nos asociamos con un distribuidor, en línea y climatizador para motorhomes y aire acondicionado para camiones, que tiene la variante de que funciona a batería, estando el motor apagado. ¿Qué cantidad de empleados tienen? Scarpín: Unas 300 personas. Y sin embargo, a pesar del crecimiento que hemos experimentado y la profesionalización, seguimos teniendo un management que incorpora lo mejor de una empresa familiar. Rafael Colussi y Néstor Vénica, por ejemplo, los fundadores de la firma, siguen estando en la empresa y con ellos tenemos un trato como el de toda la vida.   ¿Cuáles son las perspectivas ante...

Leer más

Grotassanta, de Grottaband: “El recapado siempre tiene nicho, porque los neumáticos son el segundo costo más importante que debe afrontar el transportista”

Posted |

Es uno de los titulares de una firma industrial de Alvear, que hace 35 años trabaja en la reconstrucción de neumáticos. ¿Cómo es la historia de la empresa? Lucas Grottasanta: A la firma la inicia mi padre, Hugo, hace 35 años. Comenzó en Rosario, en los primeros tiempos como distribuidor. ¿Su padre sigue estando en la firma? Grottasanta:  No. Ya se jubiló y estamos ahora sus dos hijos al frente de la empresa. Fabricamos bandas para recapados, con la marca propia Grottaband. ¿Cómo se fue dando el crecimiento? Grottasanta: Cuando se vio que había buenas perspectivas, mi padre decidió instalarse como fabricante. La primera planta propia estaba en el cruce de Ovidio Lagos y Circunvalación, que es una zona con mucha historia en lo que hace a la industria. Más adelante, a fines de los ’90, hace ya 18 años, pudimos tener un espacio más grande, acá en la localidad de Alvear, pegados al Parque Industrial. ¿Integran alguna cadena empresaria? Grottasanta: Sí, estamos en la ARAN, que es la Asociación de Reconstructores de Argentina. Y participamos de las reuniones de las Cadenas de Valor convocadas por el gobierno provincial, adonde hemos presentado diversas iniciativas. ¿Qué mercado tienen? Grottasanta: Nosotros le vendemos a los reconstructores de neumáticos, de transporte de pasajeros y de carga, fundamentalmente. Hoy la situación que vemos es que el mercado está favorable para nosotros, por el escaso ingreso de neumáticos nuevos, y que nosotros estamos bien posicionados para atender la demanda. ¿Se utiliza mucho el recapado? Grottasanta: Sí. Debe tenerse en cuenta que en el transporte, tanto de carga como de pasajeros, el segundo costo después del combustible es el del neumático. Por lo cual, el recapado siempre tiene un nicho, porque permite optimizar la rentabilidad del transportista. Además, en el último tiempo, se entendió también que el recapado permite un mejor cuidado del medio ambiente, por la menor utilización de componentes. En este sentido, creemos que hay buen futuro. De hecho, todas las marcas tienen su propia área de reconstrucción de neumáticos. ¿Cuántas veces se puede recapar un neumático? Grottasanta: Cada neumático admite hasta tres recapados. ¿Qué cantidad de empleados tienen y cuáles son las perspectivas de la empresa? Grottasanta: Hoy tenemos 12 empleados. Si las cosas salen de acuerdo a lo planificado, tenemos perspectivas de crecimiento, con la posibilidad de incorporar más personal y una mayor capacidad de máquinas. Sitio web: www.grottaband.com.ar...

Leer más

José Berta, de VMC: “Con cincuenta años de trabajo continuado, somos referentes en refrigeración industrial”

Posted |

La empresa está ubicada en Rafaela. Fue fundada por Victorio Modenesi y hoy es presidida por su hijo. Nació con la industria láctea y los frigoríficos de su región, como principales clientes. Hoy, atiende al sector químico y también a municipios, para los que desarrolló su flamante línea de máquinas compactadoras de residuos.   ¿Desde cuándo estás vinculado a la firma? Berta: Desde hace 8 años. Trabajo en Ventas y Comercio Exterior.   ¿Podés contarnos algo de la historia de VMC? Berta: Sí. La empresa fue fundada por Victorio Modenesi, de ahí el nombre de la firma, hace más de 50 años. Hoy su hijo Marcelo es el presidente de VMC, que nació como emprendimiento metalúrgico vinculado a las principales industrias que tenemos acá en la zona de Rafaela, como el sector lácteo y los frigoríficos, que fueron desde el comienzo los principales clientes. Lo que hacemos es fabricar e instalar sistemas de frío industrial -utilizando amoníaco como refrigerante- para empresas alimenticias, químicas y petroquímicas. Además, hace muy poco, nos ampliamos al rubro de elaborar maquinarias para la compactación de residuos.   ¿Cuántas personas trabajan en VMC? Berta: Hoy tenemos 200 personas vinculadas a la empresa, entre fabricación y también en post venta, que en ese rubro tenemos una empresa subsidiaria que es Mercofrío.   ¿Están en el mismo lugar en el que nacieron? Berta: Sí. Aunque por suerte aún estando dentro de la ciudad, nos hemos podido ampliar mucho. Hemos construido galpones, para tener mayor zona productiva. Hoy tenemos más de 10 mil metros cuadrados cubiertos. Lo último que inauguramos, hace unos meses, fue una nueva nave industrial. Se puede decir que, a pesar del parate que sabemos que hay en varios rubros, nosotros hemos tenido este último año trabajo y ventas, en base al esfuerzo de todo nuestro equipo de trabajo.   ¿Con medio siglo de trabajo, cuál podría decir que es la característica más saliente de VMC? Berta: Nos hemos ganado mucha confianza. Y somos referente obligado a la hora de pensar un proyecto industrial que necesite refrigeración. Nuestra empresa es la única en Latinoamérica que produce compresores a tornillos para refrigeración y aire comprimido. El propio cabezal compresor, con rotores de tornillos cooperantes, sale de nuestras líneas de producción. Desde el año 2000, además, tenemos la representación exclusiva para el continente de Howden Compressors Ltd., de Escocia, para “paquetizar” mecánica y electrónicamente sus cabezales compresores a tornillos. Ellos fueron los primeros en hacerlo a nivel mundial, y por eso esto significa un reconocimiento importante.   ¿En qué lugares venden del exterior? Berta: Exportamos a toda América Latina, principalmente a Sudamérica y sobre todo a Brasil. Incluso tenemos oficina propia en Porto Alegre. Hemos logrado hacer...

Leer más

Ariel Marcellini, de Marcellni Metalúrgica: “Como arrancamos bien de abajo, sabemos que cuesta a veces mucho conseguir un cliente y que si no lo cuidás, lo podés perder en un segundo”v

Posted |

Es Gerente Comercial de la firma de Villa Cañás, del sector carrocero. Hijo de su titular y fundador, relata la historia de la empresa, que arrancó hace más de 30 años haciendo rastras en un galpón alquilado y hoy fabrican y venden trailers, carretones y tolvas a la industria agropecuaria, minera y petrolera.   ¿Cómo empezaron con la empresa? Ariel Marcellini: La fundó mi padre, hace más de treinta años. Él había empezado trabajando en un taller mecánico, como empleado, en el que arreglaban máquinas agrícolas. El titular de esa firma fallece en un accidente y al poco tiempo el taller cierra. Los empleados que había en ese momento, recibieron herramientas a modo de indemnización. Y mi papá decidió alquilar un galpón y con eso que había cobrado ponerse un tallercito propio. Primero hacía reparaciones y después se largó a fabricar. De a poco, invirtiendo mucho tiempo y al principio cada diferencia que podía hacer, fue creciendo. Yo era muy chico en ese momento, tenía cuatro o cinco años, pero recuerdo que él estaba más tiempo en la fábrica que en casa. Hubo una época, que hacía rejas que servían para trabajar en el campo, que mi padre siempre salía a la madrugada para ir primero que todos al taller, porque a las siete de la mañana cuando entraba el personal, ya tenían que estar los hornos prendidos.   ¿Qué fabrican? Marcellini: Hoy, tolvas, carretones, bateas y trailers. Pero en un principio, como en la zona de del sur de Santa Fe adonde estamos nosotros es muy agrícola, lo que se hacía era herramientas para rotar la tierra, como rastras, discos y rolos. Luego, dimos un salto cuando empezaron a entrar cosechadoras grandes importadas, que un concesionario de acá de Villa Cañás, le preguntó a mi papá si podía fabricar algo que permita llevar las máquinas. Nos animamos y empezamos con los carretones, para trasladar máquinas de gran porte. En ese momento no teníamos ninguna norma, no teníamos marca, tuvimos que gestionar todo. Todavía no teníamos la ISO, que tenemos desde 2003 en adelante. Pero pudimos hacerlo. Y hoy, además de abastecer a la producción del campo, le vendemos a la industria petrolera y minera.   ¿Cuándo se incorpora usted a la empresa? Marcellini: Yo desde siempre fui teniendo contacto. Pero a los 18 entré a la empresa formalmente. Hoy tengo 36, así que hace casi veinte años que estoy trabajando acá. Ahora, junto a mi padre y mi hermana, integramos el directorio de la firma.   ¿Cuántos empleados tienen? Marcellini: Hoy 90 empleados. Hemos tenido épocas muy malas, como a fines del 2000, en 2001. En aquel momento no cerramos, pero nos tuvimos que achicar mucho. Pero después...

Leer más

Néstor Galante, de REGA: “En fabricación de bulones, con mucho esfuerzo y trabajo, llegamos a ser los mejor posicionados a nivel nacional”

Posted |

Es el fundador de la firma, que nació en 1958 en Firmat. Venden al sector de la maquinaria agrícola, aunque también colocan sus productos en nichos como la construcción o el montaje industrial.  ¿Cómo es la historia de la empresa? Néstor Galante: Yo vengo de la parte técnica, de pibe era tornero. Mi cuna fue la empresa Roque Vasalli.  Ahí me hice desde muy chico. Y a los veinte años me decidí a poner mi propio taller. Así nació Rega, eso fue en el ’58. Había en ese momento una política de expansión y desarrollo industrial en la Argentina, con la presidencia de Frondizi. Yo me entusiasmé, porque creía en ese modelo de país también, de hecho me sigo considerando un “frondicista”, y traje cinco máquinas alemanas, que nos permitían hacer tuerca torneada.  ¿Cómo siguió con el paso de los años? Galante: Como todas las Pymes lo que hice durante mucho tiempo fue reinvertir todas las utilidades. Si no lo hubiera hecho, no hubiera podido crecer. Esto nos permitió comprar maquinaria, estar en mejores condiciones. Primero estábamos en el sur de Santa Fe, después en toda la provincia, más adelante en el norte de Buenos Aires y el sur de Córdoba, y a los 10 años de fundada la firma, ya llegábamos a todo el país. En 1984, abrimos nuestra primera sucursal de ventas, en Tucumán.  Pese a haberse expandido tanto, ¿son todavía una Pyme familiar? Galante: Sí, claro. Por la forma de trabajo, de relación con nuestro personal y por el hecho de que sigo estando aquí todos los días, hace más de cincuenta años. Y tengo el placer de tener tercera generación en la firma. Mi hija es contadora y trabaja con nosotros. Y mi nieto, que terminó la facultad, también está en la empresa. Acá en algún momento yo no voy a estar, pero la línea de trabajo que inauguramos hace tanto tiempo, seguirá. Los hombres pasamos, las empresas quedan.  ¿Cuál es la actualidad de Rega? Galante: Hoy tenemos 5500 metros cuadrados y 60 empleados. Hace 15 años que somos ISO 9000. Cada vez que el contexto del país lo permitió, hemos seguido comprando maquinaria y esto nos posicionó como primeros en el país en fabricación de bulones. Somos los más completos del país en el rubro, ya que existen cuatro tipos de bulones, los torneados, los estampados en frío, los estampados en caliente, y los forjados en frío. Nosotros hacemos los cuatro. Y en la línea de bulones de alta resistencia, hemos logrado hacer sustitución de importaciones, eso antes se traía todo de afuera.  ¿Trabajan con algún otro sector que no sea el de la maquinaria agrícola? Galante: Sí. Además de los fabricantes de maquinaria...

Leer más

Pedro Arnodo, de Arnodo Muebles: “Nuestra fortaleza es el mueble clásico. Y como Pyme familiar nos hemos ganado un reconocimiento después de 30 años de trabajo”

Posted |

Es el titular de una empresa de Esperanza, que tiene un showroom en dicha localidad y además logró cotizar los muebles de hoteles como Plaza Real, de Rosario, o el Holiday Inn de Santa Fe.  ¿Cómo es la historia de la empresa? Pedro Arnodo: Bueno, se sabe que Esperanza es un centro mueblero por excelencia. Eso contagió a muchos emprendedores, entre ellos a mí. Cuando arranqué, hace 30 años, estaba solo. Al igual que muchos de mis colegas, empecé -como se suele decir- pateando el corner y yendo a cabecear. Con el tiempo pudimos ir creciendo. Hoy soy el vicedirector de la empresa, acá hay 18 empleados y trabaja conmigo toda mi familia, lo cual consideramos que es una fortaleza, somos realmente una Pyme familiar y nuestros clientes lo valoran mucho. ¿Y cómo se define a usted mismo como empresario? Arnodo: Pertenezco a una vieja generación de empresarios, que sin habernos formado académicamente pero con mucha intuición. En nuestra región hubo muchos emprendedores que desde la nada llegaron a constituir una empresa, que en muchos casos llevan su nombre. Ahí uno compromete su apellido, su historia, vive dedicado a la empresa, porque uno quiere salir adelante y el prestigio ganado uno trata de incrementarlo en el día a día. Esto es lo que nos define como Pyme familiar.  ¿Qué tipo de productos elaboran y comercializan? Arnodo: Tenemos una estructura de producción flexible. Nuestra fortaleza es el mueble clásico, pero también podemos hacer contemporáneo. Nuestros productos son muebles clásicos, para una franja media alta del mercado. Tenemos una línea muy diversificada. En cuanto a la comercialización, hemos transitado diferentes caminos, probado mercados, y hoy atendemos consumidores finales, directamente. En los comienzos vendíamos a revendedores pero ya no. Hoy la venta la hacemos en nuestro showroom en Esperanza y tenemos, con el tiempo, una cartera de clientes muy importante. Estamos vendiendo a segundas y terceras generaciones. ¿Hacen alguna venta mayorista? Arnodo: Sí. Hemos cotizado presentaciones para obra pública, y en Rosario hicimos los muebles de varios hoteles, como el Plaza Real. En la ciudad de Santa Fe también hicimos los del Holiday Inn.  ¿Cómo van actualizando sus diseños? Arnodo: Viajamos todos los años a ferias en Europa, para captar hacia dónde va el mercado. Dos de mis hijos han vivido en Italia y ahí también aprendieron mucho de lo que se hace allá en materia de diseño y de la industria del mueble. Algo de todo eso lo hemos traído acá. ¿Exportan sus productos? Arnodo: Actualmente, vendemos en el mercado interno.  En los últimos años ha sido muy difícil vender en el exterior. En algún momento hemos mandado muebles a Estados Unidos y algunos otros países, pero nunca fue muy importante...

Leer más

Edmundo Salvia, de Plasticraft: “Los industriales tenemos que participar, ser parte de las instancias que nos permiten salir de la queja”

Posted |

Es el fundador de una firma que, desde Villa Gobernador Gálvez, apostó por un cambio de paradigma para la matricería nacional. Hoy, a cuarenta años de haber nacido, su empresa cuenta con cien empleados y una importante presencia en el mercado nacional y de exportación. ¿Cómo es la historia de la empresa y cuál es su cargo? Edmundo Salvia: Soy el fundador de la firma Plasticraft, que nace hace cuatro décadas, en el año ’77. Yo trabajaba por entonces con mi padre, como ayudante de matricería en su empresa. Ahí había aprendido la técnica y había comenzado a diseñar algunos moldes, se me había despertado una pasión por este rubro. Había empezado a asistir a cursos y charlas técnicas, hasta que descubrí que un proveedor extranjero ofrecía las aleaciones de aluminio como algo novedoso que se empezaba a usar en Europa para la fabricación de moldes, y desde ahí, comenzamos a utilizarlo nosotros, que fuimos pioneros en moldes de aluminio en nuestro país. La anécdota puntual fue cuando nos invitaron a una charla de capacitación en la UNR, con fabricantes suecos. Y en ese momento ofrecían un material que se llamaba “duraluminio”. Éramos como veinte matriceros. Yo estaba con mi hermano -que hoy se dedica a otra cosa, pero entonces estaba con nosotros-, fui y le pregunté a los suecos qué eran las partidas piloto de las que ellos hablaban. Eran 100 mil piezas, cincuenta veces más que lo que hacíamos nosotros, pero un tiempo de trabajo mucho más rápido. Y nos animamos… Y aquella decisión tuvo buenos resultados… Salvia: Sí. Vale la pena decir que en aquel momento ayudó mucho la trayectoria que ya tenía mi padre. Mi apellido en el sector pesaba mucho. Yo le dije a Enrique Bertini: “Necesito que me banques esta matriz” y no hubo problema. Y lo que nos cambió fue que empezamos a respetar mucho mejor los tiempos de entrega. Para nuestros clientes era como si llegara Papa Noel con los regalos. Nosotros no teníamos que negociar plazos. Decíamos 90 días y los entregábamos a los 89. Fuimos responsables de un cambio de paradigma. ¿Qué significa ese cambio de paradigma para la matricería? Salvia: Pongo un ejemplo, para que se entienda, con la fabricación de heladeras, que hoy están pensadas para una duración de 10 o 12 años. No existe más la “SIAM a bolita” que duraba 50 años. Los motores van a más revoluciones, tienen  más desgaste. Pero además hay una sociedad de consumo que va presionando para el cambio. Y los industriales nos debemos adaptar a esta forma de consumo. En el caso nuestro, lo que hicimos fue permitir respuestas rápidas a los cambios de modelo. Yo hace muchos años vi en...

Leer más
Página 1 de 812345...Última »
Dirección General de Asistencia Técnica Ministerio de la Producción
Gobierno de la Provincia de Santa Fe
Esmeralda y Ocampo,
CP: 2000, Rosario - Santa Fe - Argentina
Tel: (0341) 485 13 19 / 485 12 86
dat@dat.gov.ar